PATRIMONIO HISTÓRICO

A lo largo de los siglos los habitantes de Urdaibai han dejado su huella  en forma de fortalezas, necrópolis o pinturas rupestres. Un patrimonio que nos permite viajar por la historia.

Cuevas de Santimamiñe

Es el yacimiento arqueológico más importante de Bizkaia, y Patrimonio de la Humanidad. Una cueva que conserva restos de asentamientos humanos de hace más de 14.000 años, medio centenar de pinturas rupestres, y numerosas formaciones de estalactitas y estalagmitas de gran belleza. Se encuentra en el municipio de Kortezubi, cerca de Gernika-Lumo. Leer más

SANTIMAMIÑE

Casa de Juntas y Árbol de Gernika

Era el lugar donde se reunían los políticos y señores vascos para decidir sobre el futuro de nuestro pueblo. Y hoy en día, es el lugar donde el Lehendakari jura el cargo. Un bonito conjunto arquitectónico lleno de historia, el lugar donde se constituyeron los fueros y que convierten a Gernika en cuna de las libertades vascas. Leer más

árbol de Gernika

Conjunto histórico de Forua

Está formado por la Iglesia de San Martín de Tours y el poblado romano. La Iglesia alberga 2.000 años de historia, constituyéndose como el espacio arqueológico con la secuencia histórica más completa de Bizkaia. El templo es del siglo XVI, pero en su interior encontramos restos de un templo de época anterior, antiguas necrópolis y edificaciones de época romana. La instalación en el suelo de una plataforma de vidrio permite disfrutar de estos vestigios ocultos durante siglos.

La Iglesia de San Martín de Tours está conectada a los restos del antiguo poblado romano de Forua, el principal asentamiento creado por Roma en Bizkaia. Creado en el siglo 1d.C sobre una superficie de 6 hectáreas, estuvo habitado hasta el siglo V. Un lugar estratégico que propiciaba los intercambios comerciales con otros núcleos costeros del Cantábrico y de la costa de Aquitania. Durante los meses de verano se organizan visitas guiadas.

Yacimiento romano de Forua

Oppidum de Arrola

En la cima del monte Arrola se construyó, hace 2300 años, una fortaleza que dio cobijo a la población de la zona. Un oppidum que nos descubre la forma de vida de la 2ª Edad del Hierro, con monumentales murallas, puertas y fosos. Es uno de los poblados fortificados más importantes del Cantábrico Oriental. Para profundizar en su conocimiento, puedes acercarte también a Arrolagune, el centro de Interpretación del oppidum (Barrio Loiola, Arratzu). Aquí encontrarás una exposición con paneles e ilustraciones, y una recreación de una cabaña a tamaño real. Las visitas guiadas al oppidum se organizan durante los meses de verano, y Arrolagune, Centro de Interpretación, puedes visitarlo los fines de semana, por la mañana.

San Miguel de Ereñozar

Sobre el pueblo de Ereño, en un paraje privilegiado de inmejorables vistas, entre los vestigios de sus murallas, su paisaje y sus leyendas, se encuentra la «cima medieval» de San Miguel de Ereñozar. La ermita es visible desde casi todos los rincones de la ría de Gernika, y desde la cima de Ereñozar es posible distinguir los montes de Durangaldea. En verano se realizan visitas guiadas a esta cumbre, para revivir una de las etapas más desconocidas de nuestra historia. La investigación arqueológica constata una secuencia histórica desde la Edad Media hasta nuestros días. Sus elementos principales son: una necrópolis con diferentes etapas, una parroquia y un castillo, hoy desaparecido.

La subida es relativamente sencilla, salvo en el último tramo que tiene una pendiente pronunciada. Se encuentra a unos 40 minutos andando desde Ereño. Y durante los meses de verano podrás disfrutar de visitas guiadas al yacimiento.

San-Miguel-de-Erenozar

Ferrería Urtubiaga

El paso del tiempo ha hecho que los vestigios del molino y Ferrería Urtubiaga, en Ea, se fusionen con su bucólico entorno. Los muros, arcos y antiguas presas descansan tras su pasado industrial como fuente de riqueza. Las primeras referencias sitúan este conjunto industrial  en el siglo XV. Hoy son monumentos de interés cultural. Un bonito sendero que sale del casco urbano de Ea llega hasta el molino y la ferrería. Un recorrido a pie, totalmente accesible, de gran valor natural y cultural que sigue los pasos del antiguo camino tradicional y el propio canal del agua de la antigua ferrería.

ferreria de Urtubiaga

Necrópolis romana de Tribisburu

En el monte Sollube, a más de 500m, se encuentra el yacimiento romano de Tribisburu, una necrópolis de cremación utilizada entre los años 1 y 3 d.C. Está formada por recintos de piedra de planta cuadrada, separados entre sí por un estrecho pasillo, que reproducen los mausoleos empleados para cobijar los restos de los difuntos una vez cremados.

tribisburu

Puerto Romano de Portuondo

Un asentamiento romano y posiblemente también puerto de tráfico marítimo de escabotaje. Aquí se han localizado cerámicas y monedas de bronce romanas. Para entender mejor el paisaje del lugar hace miles de años tienes dos paneles, uno en el embarcadero de la isla de Txatxrramendi, y otro en el paseo peatonal, paralelo a la via del tren. Paneles que muestran una recreación del puerto romano en lo que puso ser su actividad habitual.

portuondo

Refugios Antiaéreos

Gernika tenía varios refugios, públicos y privados, con capacidad para 3000 personas. Hoy en día se conservan, y son visitables dos de ellos. El refugio de Astra, que salvó la vida a quienes aquí se resguardaron durante más de cuatro horas durante el bombardeo de 1937. Fue construido de hormigón con techo abovedado, para que fuera más seguro en caso de impacto. Esta construcción estaba “disimulada” bajo un falso techo que a vista de pájaro le daba el aspecto de una vivienda. Y el refugio del Pasealeku, con túneles de 15 metros de largo y más de dos metros de ancho y otros dos de alto. Aquí se puede vivir una experiencia única por medio de la recreación del bombardeo, a través de imágenes y material sonoro.

refugio gernika