SAN JUAN DE GAZTELUGATXE

En el municipio de Bermeo, entre el cabo Matxitxako y Bakio, existe un tramo litoral en el que la tierra y el mar entablan batallas y donde el mar muestra su poderío en cuevas y arcos naturales y la tierra vence dejando islotes de duras calizas arrecifales. Este modelo de erosión, dibuja un paisaje de belleza única, lo que unido al interés histórico de la zona y la calidad de sus aguas, la han hecho merecedora de su catalogación de Biotopo protegido. En el corazón de este espacio se encuentra San Juan de Gaztelugatxe.

San Juan de Gaztelugatxe es un peñón en forma de península en la mitad del Cantábrico culminado por una pequeña ermita dedicada a San Juan, a la que se accede a través de 241 escalones que trepan por la rocosa ladera hasta alcanzar la pequeña ermita, situada a 80 metros sobre el nivel del mar

Es una roca dominante que simula un castillo en el agua que se le llamó desde antiguo Gaztelu-aitz (peña del castillo) o Gaztelu-gache (castillo áspero o difícil).

HISTORIA, LEYENDAS Y FIESTAS

Es un lugar estratégico para el dominio de la costa, de hecho, Gaztelugatxe fue durante siglos escenario de batallas entre el señor de Bizkaia y el rey de Castilla, de actos de pillaje y saqueos por parte de corsarios y piratas. Y también la brujería y los aquelarres encontraron en Gaztelugatxe su cobijo.

La ermita que corona este islote fue fundada en el siglo X bajo el nombre de San Juan Bautista y fue un convento de frailes durante dos siglos (S. XII-XIV). Pero con los años fue deteriorándose hasta finalmente demolida en 1886 y reconstruida completamente.

Existe una LEYENDA sobre este lugar que dice que San Juan tras desembarcar en Bermeo, en tres zancadas, de los cuales dejo huella en el camino llegó hasta la ermita. La primera huella se encuentra debajo del arco de «San Juan», en el propio casco urbano de Bermeo. La segunda huella la sitúan en el barrio Arene, junto al caserío Itsasalde, justo antes de llegar a la fuente. La tercera huella se encuentra al llegar al último escalón de acceso a la ermita. Esta huella es además la más interesante, porque además de apreciarse con nitidez la huella, podemos leer la inscripción «SAN JUAN», que alguien escribió con un cincel.

En las fiestas de San Juan, 24 de Junio, se celebra una TRADICIONAL ROMERÍA, donde multitudes de los alrededores, sobre todo de Bermeo, acuden en peregrinación, a pié a la ermita en cumplimiento de promesas realizadas o dando las gracias al santo. Se realiza una ofrenda floral a la imagen de la Virgen, sumergida en las profundidades del mar, bajo uno de los arcos naturales que emergen al pie de este fantástico islote

San Juan degollado (29 de Agosto) es otra fiesta muy celebrada en la ermita.

Existe otra tradición en la cual; al inicio de la costera del bonito del norte, los pescadores y neskatillas acostumbran a ir a Gaztelugatxe a pedir salud, buen tiempo y buena pesca. El ritual de petición también se hace desde el mar. Es por ello que los marineros/pescadores llevan sus embarcaciones a las inmediaciones de Gaztelugatxe para “hacer lo que hay que hacer”: tres vueltas a babor y tres a estribor.”

San Juan de Gaztelugatxe se convirtió en Rocadragón durante el rodaje de la séptima temporada de Juego de Tronos.

El 24 de Junio, se celebra una tradicional romería de San Juan, donde multitudes de los alrededores, sobre todo de Bermeo, acuden en peregrinación.

En 1.334 Don Juan Nuñez de Lara, señor de Bizkaia, resistía en Gaztelugatxe al ejército de Alfonso XII  Rey de Castilla.